Mauricio privatizó el agua en Solidaridad, le exhiben pruebas al candidato priista

lunes, 30 de mayo de 2016



Documentación completa (abajo de los créditos)
PLAYA DEL CARMEN, MX.-“¡Basta de quienes convierten lo público en privado!”, ha repetido hasta el cansancio Mauricio Góngora Escalante, candidato a la gubernatura por la alianza PRI-PVEM-Panal, en la propaganda que ha aparecido por todos lados de cara a los comicios del próximo 5 de junio en Quintana Roo.
Aunque en su discurso Mauricio Góngora ha hecho del rechazo a las privatizaciones uno de sus lemas de campaña, lo cierto es que cuando fungió como alcalde de Solidaridad fue el responsable de la privatización del servicio de agua potable en este municipio a favor de Desarrollos Hidráulicos de Cancún S. A. de C. V., la cual tiene como empresa filial a Aguakán
En esta operación, en la que actuó bajo las órdenes del Gobernador Roberto Borge Angulo, principal responsable, también participaron los alcaldes de Benito Juárez e Isla Mujeres, Paul Carrillo de Cáceres y Agapito Magaña, respectivamente, municipios en donde Aguakán ya operaba desde octubre de 1993, pero donde se concedió de manera anticipada una ampliación de la concesión.
En todos estos tres municipios, la privatización del servicio del agua potable fue autorizada hasta el 31 de diciembre del año 2053 a cambio de un pago inicial realizado en diciembre del 2014 al gobierno de Quintana Roo por más de mil millones de pesos, así como una contraprestación anual que, en el caso del municipio de Solidaridad, asciende a por lo menos 120 millones de pesos anuales.
Los detalles de este acuerdo quedaron asentados en la modificación segunda al título de concesión para “para la prestación de los servicios públicos de agua potable, alcantarillado, saneamientos y tratamiento de aguas residuales en los municipios de Benito Juárez, Isla Mujeres y Solidaridad” en favor de la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún S. A. de C. V., documento que durante mucho tiempo se mantuvo oculto pero que hoy está en poder de Noticaribe.
El título de concesión fue registrado en la Notaría Pública número 45 en Naucalpan, Estado de México, a cargo del titular Jesús Zamudio Rodríguez, el 15 de enero del año 2015, un mes después de que los cabildos de Benito Juárez, Isla Mujeres y Solidaridad aprobaran el acuerdo y el Congreso lo ratificara.
El acuerdo, según la información obtenida, quedó en firme el 18 de diciembre del 2014, cuando el gobernador Roberto Borge ratificó y entregó los nuevos términos de la concesión que actualmente opera Aguakán. Previamente, el 15 de diciembre del 2014, en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, fue publicado el Decreto número 250, donde quedó asentado la privatización del servicio.
Por parte del gobierno de Quintana Roo, el documento fue firmado por el Gobernador Roberto Borge y los alcaldes Paul Carrillo, Agapito Magaña y Mauricio Góngora Escalante, mientras que por la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún firmaron Jorge Eduardo Ballesteros Zavala y Diego Ramos González Castilla, acreditados como representantes legales de la concesionaria.
El documento revela aspectos no conocidos de la privatización del servicio de agua potable y alcantarillado que mantiene Aguakán en Benito Juárez e Isla Mujeres, como el hecho de que esta empresa paga al gobierno de Quintana Roo sólo 78 millones 843 mil 509 pesos de forma anual como contraprestación por la concesión, cifra mucho menor a los 120 millones de pesos pactados en 2014 para empezar a operar en el municipio de Solidaridad a pesar de que la población en esos dos municipios es por lo menos cuatro veces superior.
Aún así, de acuerdo con información obtenida de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), los 120 millones de pesos acordados como contraprestación anual en Solidaridad, representa una cantidad mucho menor a la que este organismo recaudaba cada año en este municipio, ya que tan sólo en el 2014 se obtuvieron recursos por casi 300 millones de pesos.
En el caso de Solidaridad, de acuerdo al título de concesión, hay otros detalles a destacar como el hecho de que la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún se comprometió a terminar con el rezago en la cobertura de agua potable en un plazo de 5 años, mientras que el plazo fijado para cubrir con rezago en el drenaje y el déficit del tratamiento de aguas residuales fue de 6 años.
Además, la empresa también aceptó presentar un programa de trabajo quinquenal sobre sus acciones, obras y métodos de financiamiento para cumplir con sus objetivos como concesionaria, además de que se compromete a cobrar las tarifas que se determinen en la Ley de Cuotas y Tarifas para los Servicios Públicos de Agua Potable, Tratamiento y Disposición de Aguas Residuales del estado de Quintana Roo.
Desarrollos Hidráulicos de Cancún también aceptó contratar al menos el 50 por ciento de la obra nueva con contratistas locales y dotar de agua potable y drenaje sanitario a los nuevos fraccionamientos y desarrollos contemplados en los planes directores de desarrollo urbano del municipio de Solidaridad, a condición de que los constructores realicen por su cuenta las redes de distribución y regulación.
La concesionaria estableció que la utilidad mínima de la empresa será de 12 por ciento, mientras que se compromete a destinar por lo menos el 11.40 por ciento de sus ingresos a la realización de inversiones en infraestructura
La concesionaria no descarta obtener una nueva prórroga de la concesión una vez terminada la vigencia del acuerdo en 2053. 
 
La documentación completa abajo de los créditos
Información y nota original:
(Noticaribe)

















0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More