Al descubierto modus operandi de Mauricio para el pago a empresas 'fantasmas', era una red intrincada y soterrada

sábado, 4 de junio de 2016


Ciudad de México.- Las primeras investigaciones sobre el presunto fraude de Mauricio Góngora por más de 536 millones de pesos también involucra dineros de recursos federales para el pago a empresas “fantasmas”.

Mediante una intrincada y soterrada red, Mauricio Góngora benefició a medio centenar de empresas con renta de maquinaria "fantasma" de distintos estados del país para trabajos inexistentes, entre el año 2014 y hasta abril de 2016, cuando ejercía como presidente municipal de Solidaridad.

De acuerdo con información oficial proporcionada por una fuente muy allegada a esta investigación, las autoridades federales detectaron que esta red operaba en 3 vértices claves:

1) La Notaría 13 de Playa del Carmen.

2) La consultora Consolida S.C. y, por supuesto,

3) la Tesorería del Ayuntamiento de Solidaridad.

- El origen de las operaciones era la Notaría 13 cuyo titular es Rubén Antonio Barahona López, con sede en Playa del Carmen.

En esta notaría se maquilaron alrededor de 50 actas constitutivas de empresas "fantasmas" que finalmente eran documentadas y domiciliadas fuera de Quintana Roo.

Los domicilios fiscales de estas compañías fueron ubicados en estados como Puebla, Yucatán, Nuevo León y Veracruz, aunque fueron para trabajos relativamente sencillos, como es el relleno de predios.

- La siguiente parada de esta trama es la empresa Consolida S.C. del cozumeleño Leonel Villanueva Peón, hijo de quien fuera líder moral de la CTM en la isla.

En esta empresa consultora, se terminaban de armar los expedientes técnicos de las obras y los contratos en favor de las empresas “fantasmas”, con “formatos” bien definidos.

- El ciclo se cerraba en la tesorería del ayuntamiento de Solidaridad, en donde les daban celeridad a los expedientes para el pago de las facturas a las empresas “fantasmas” en menos de 24 horas.

Otro de los puntos que adelanta esta investigación es que los trabajos y obras no eran sometidos a licitaciones públicas, sino asignadas directamente porque se trataba de arrendamientos con montos menores a 600 mil pesos.

Cabe recalcar que además del revelador modus operandi de esta red intrincada y soterrada, destaca el desvío de los recursos federales que presuntamente hizo el ayuntamiento de Mauricio Góngora, ya que se trata de un delito severamente castigado porque el gobierno de la república etiqueta en diversos ramos los dineros que les da a los ayuntamientos y solamente pueden utilizarlos para lo estrictamente estipulado. 
Como se recordará, el pasado 25 de mayo, Carlos Joaquín presentó en la capital del país, ante medios de comunicación y autoridades federales, documentación que comprobaría presuntos delitos de fraude y desvío de recursos realizados por Mauricio Góngora cuando era presidente municipal del ayuntamiento de Solidaridad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More