No estaba muerto, andaba de parranda... Falsa alarma de una ejecución

jueves, 16 de junio de 2016




Por Francisco Romero -

Playa del Carmen.- La psicosis de apoderó de una señora cuando entró al baño de Plaza Papagayos y vio a un sujeto tirado en el suelo. Y ante tanta inseguridad que hay en la ciudad y el Estado, gritó: ‘¡un ejecutado!’. 
En ese momento, a las 11:20 horas de este jueves, llamaron a la Policía y la movilización sucedió en ese centro comercial, ubicado en la Avenida Juárez con calle 45 de la colonia Centro. 
No era para menos, con bares ubicado en esa plaza, era de imaginarse lo peor, y por ese motivo la Policía acordonó la zona, y la gente fue evacuada para los trabajos correspondientes.

¡Pero vaya sorpresa! Cuando los paramédicos y la Policía entró en el baño de mujeres la tensión se acabó. Resulta que no se trataba de un ejecutado, era simplemente un beodo ‘despistado’, un borracho que no estaba muerto, estaba de parranda precisamente en uno de los bares que hay en esa plaza; y por tanto alcohol ingerido entró a un baño, sin importar que fuera de mujeres, y se quedó dormido.
Y así lo confirmaron los paramédicos, el sujeto únicamente presentaba intoxicación alcohólica.

Así que la Policía decidió arrestarlo, y quizá no era para menos: por la movilización de los cuerpos de seguridad y médicos, el susto  a las personas y acordonar el centro comercial. Así que los policías le aplicaron su argumento favorito  para justificar la falta administrativa conocida como ‘alterar el orden público’ y darle 36 horas de fresco bote.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More