Román Quian no pudo ocultar la fuga de los reos

martes, 14 de junio de 2016



El Pisa Callos

Por Rubben's Cassanova

Es el gris Román Quian. Muy pocos saben que es el secretario de gobierno sustituto del `rajón’ Gabriel Mendicuti ( aquel que por cobardía o soborno, o quizá berrinche, hoy no es presidente municipal de Solidaridad por segunda vez).
Román, el gran empedernido de las cantinas creyó que ocultar la fuga de los reos sucedida el sábado pasado durante el motín  en la cárcel de Cancún sería la gran “estrategia” para evitar un escándalo más al ya desmoronado Gobierno del Estado de Quintana Roo.
Le fue fácil escuchar a su ‘machete’ – así le dice – el profe Severo, al plantearle que en unas horas recapturarían a los delincuentes que se escaparon de la cárcel brincando la barda perimetral que colinda con la avenida Nichupté.
Ya me imagino la escena al calor de las copas, cuando su mentor  Ramón Severo Novelo, al que los viejos playenses conocen como ‘Torpedo’, lo ‘asesoraba’ sobre este caso: ‘¡No pasa nada  Machete! En unas horas los vuelven a capturar, está la Policía Municipal,  Estatal, Federal y el Ejército sobres…pa’qué te calientas… ¡aguanta, qué no pasa nada! ¿Otra chelita?’
Romancho, como siempre, sin voluntad propia escuchó el gran consejo del ‘Profe’, ¿y cómo no hacerlo? Si ‘El Torpedo’ fue el primer presidente municipal de Solidaridad allá en los 90’s, cuando la opacidad era lo normal.
Pero las cuentas no le salieron al ‘Torpedo’, y hasta hoy, la noche del lunes 13 de junio, ni la Policía y tampoco el Ejército pudo recapturar a los criminales fugados; y al Gobierno de Estado no le quedó de otra que doblar las manos y reconocer la realidad y de paso abonar más a su descrédito como un gobierno mentiroso y sin la más mínima credibilidad y confianza. Por ello, la pregunta es: ¿Sólo se escaparon 2 reos, o son más?
Lo cierto es que a Román Quian todo le salió mal, incluyendo la derrota histórica del PRI que abanderó su amigo del alma, Mauricio Góngora, al que hizo tesorero de Solidaridad a pesar de que estaba acusado de ladrón; y  hoy es el hazmerreír de la inmensa mayoría de los quintanarroense que se burlan del cinismo del Revolucionario Institucional que creyó ganar la gubernatura con un tipo sinónimo de corrupción.
Y por cierto, el gobierno de Carlos Joaquín debería investigar también a Román Quian de pies a cabeza para descartar que su fortuna la haya amasado con tráfico de influencias, desvíos de recursos, venta de inmuebles del patrimonio municipal  o estatal a lo largo de estos 2 últimos sexenios, ya que es considerado el maya más rico del mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More