Exhiben despilfarro de Borge por casi 1000 mdp en aeronaves para uso personal

miércoles, 28 de septiembre de 2016



Chetumal, Q. Roo, Mx a 28 Septiembre de 2016.- El ex gobernador Roberto Borge Angulo, durante toda su administración, gastó casi mil millones de pesos para la renta de dos aeronaves y un helicóptero para su servicio estrictamente personal, los cuales arrendaba a la empresa veracruzana ‘Taxi Aéreo Villa Rica’ que pertenece a la familia Ruiz, amigos del mandatario, a la que también benefició en otros proyectos en Quintana Roo.
Al comparece en comisiones ante diputados de la XV Legislatura, Carlos Alberto Acosta, el director general de la empresa VIP SAESA, reveló datos incompletos y confirmó a medias el desorden y el manejo discrecional como se manejaba esta aerolínea, pero que, de entrada, permitieron establecer la magnitud del derroche de la anterior administración en gastos de transportación aérea.
Por ejemplo, el funcionario aceptó que ’Taxi Aéreo Villa Rica’, desde el principio de la anterior administración, tenía un contrato con el gobierno del estado por 150 horas en dos aeronaves cuyo costo anual era de 162 millones de pesos, a razón de 4 mil 500 dólares por hora.
Adicionalmente, para el servicio del Gobernador se tenía rentado un helicóptero desde enero del 2014 por 25 horas mensuales a razón de 3 mil 250 dólares horas la hora, es decir 19 millones y medio anuales, aproximadamente.
Esta empresa, ‘Taxi Aéreo Villa Rica’ pertenece a la familia de Francisco Ruiz Anitúa, amigo personal del Gobernador Roberto Borge, constructores del hotel Inn en Chetumal, y quienes también están relacionados con la empresa GD Rumega, una constructora creada al iniciar la administración anterior y que fue beneficiada con una docena de millonarios contratos otorgados en concursos de obra manipulados por la Secretaría de Infraestructura por órdenes del anterior mandatario, como se documentó en su momento.
Sin embargo, la renta de estos aviones no eran todo el gasto del Gobierno de Roberto Borge en transportación aérea.
Y es que la operación misma de la empresa VIP SAESA suponía un gasto millonario adicional para operar una pequeña flotilla de cuatro aviones que no usaba el Gobernador, pero sí decenas de funcionarios, políticos y familiares, como lo reconoció el funcionario aunque sin dar detalles de las bitácoras completas de todas las aeronaves.
Carlos Alberto Acosta reconoció que la información revelada por un reportaje transmitido por Televisa acerca de la operación de una de estas cuatro aeronaves que operaba es correcta, pero dijo no tener a la mano la información de las bitácoras del resto de los aviones. (Noticaribe | Información preliminar)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More