De escolta a jefe de fiscales, Hiram Osorio

miércoles, 19 de octubre de 2016



Playa del Carmen, Q. Roo, Mx a 19 de Octubre de 2016.- El ex escolta, Hiram Osorio, que también fue baleado aquel martes 4 de Octubre de 2011, junto con su patrón Miguel Ramón Martín Azueta, hoy es el jefe de fiscales de Solidaridad, y sus primeras acciones al frente de ese cargo propician desorden y corrupción en el ayuntamiento del cambio que encabeza Cristina Torres.
Hiram Osorio
Hiram Osorio es quizá una cuota más de su patrón Miguel Ramón Martín Azueta, quien desde su cargo como jefe de la oficina del gobernador, alienta el nepotismo al colocar a todos hijos (4) en posiciones administrativas en el gobierno del cambio.
Miguel Ramón Martín Azueta
Lo cierto es que el sábado pasado se suscitó una anomalía en el bar La Parroquia, en donde los meseros de ese antro golpearon a un parroquiano y los fiscales, ordenados por su jefe Hiram Osorio, simularon una clausura. Esa cantina abrió unas cuantas horas después como si  nada hubiera pasado. Es más, nunca le pusieron sellos de clausura y el dueño del lugar se encerró sospechosamente con el ex escolta de Miguel Ramón.

 
El automóvil en el que viajaba Miguel Ramón y conducía Hiram Osorio

Aquel 4 de octubre de 2011, en el tramo carretero Cancún-Puerto Morelos, sicarios acribillaron el automóvil de Miguel Ramón, el cual era conducido por Hiram Osorio. En ese atentado mataron a un contador que confundieron con el hoy jefe de la oficina del gobernador. Por cierto, hace años, cuando era presidente municipal de Solidaridad, Miguel Ramón insultaba y perseguía a panistas, principalmente al hoy secretario de gobierno Francisco López Mena, que llegó a Playa del Carmen para activar a los blanquiazules con miras a la elección presidencial del 2000. ¡Cómo es la vida! Uno de los partidos que odiaba hoy lo resucitó de su tumba política.

Para quienes deseen leer la nota del atentado:



Cuando Miguel Ramón Martín era presidente municipal usaba como su gran caja chica la jefatura de fiscales para obtener dinero clandestino para financiar a su entonces partido, el PRI, al menos así justificaba sus atracos en aquel entonces.
Hoy pareciera que revive esos tiempos con su ex escolta que hace y deshace a sus anchas en nombre de Miguel Ramón; y si esto no lo sabe  Cristina Torres, o se hace idiota, no deja de ser cómplice de corrupción.
Cristina Torres, cómplice de corrupción
A final de cuentas qué mejor elemento que un escolta maleado para hacer el trabajo ‘sucio’, que alguien tiene que hacer para este ayuntamiento del cambio. Total Hiram Osorio es un pieza totalmente sacrificable.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More