Carlos Mimenza, usurpador y 'coyote'. Según la SEP no es Licenciado en Derecho (abogado)

domingo, 12 de marzo de 2017



Playa del Carmen, Q. Roo, Mx a 12 de Marzo de 2017.- De acuerdo con el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP, Carlos Mimenza Novelo no es Licenciado en Derecho, y por tanto, estaría usurpando una profesión. Pero además, se ventiló hoy en redes sociales que sería un ‘coyote’, pues habría usado tráfico de influencias para obtener fuertes ganancias económicas subiendo la densidad de los terrenos que vende.
Carlos Mimenza dijo en uno de sus primeros videos que estudió derecho, esto es muy ambiguo porque se puede estudiar pero no terminar la carrera; pasó el tiempo y le dijo a Carmen Aristegui que es ‘abogado’ e incluso en el cintillo de Atistegui Noticias salió como ‘Carlos Mimenza Novelo, abogado’, una palabra muy engañosa porque etimológicamente significa  en latín ‘el que está llamado para auxiliar’, sin embargo tiene la connotación de una persona licenciada en derecho; pero revisando la publicación de Amiigo’s, una revista de bienes y raíces, publicada en Febrero de 2016, hay una publicidad de él que es doblemente interesante, por una parte firma como ‘Lic. Carlos Mimenza Novelo’, y por otra, dice que ‘da asesoría para  cambio de densidades’, es decir, lo que enfila sus actividades hacia la corrupción que tanto detesta, toda vez que esta práctica es irregular y directa al tráfico de influencias. 

Sí firma como Lic. Febrero/16


Usurpación de profesión
Con relación a la usurpación de profesión, la SEP (Secretaría de Educación Pública) puso en su portal oficial www.sep.gob.mx el registro nacional de profesionistas para detectar farsantes o usurpadores de profesiones como Carlos Mimenza Novelo, quien no aparece en este padrón. Él pude decir que incluso terminó la carrera, pero mientras no tenga cédula profesional no es licenciado o abogado, es en el mejor de los casos pasante y no debería firmar con el prefijo de Lic. o decirse abogado porque simplemente no lo es, y hacerlo es delito.
Esta plataforma es tan precisa que no se vale que Carlos Mimenza quiera, como ya es su costumbre, engañar a las personas diciendo que ‘faltó un nombre’ (porque también es Antonio, o cualquier otro apelativo que tenga) o que ‘no se puso un acento’, o que ‘escriban su nombre correctamente con mayúsculas y minúsculas’. Estos argumentos son inválidos y únicamente un bobo dispuesto a ser engañado se los va a creer. ¿Por qué? Porque este sistema de la SEP está diseñado para detectar usurpadores y no da margen de error. Ejemplos:
Se buscó su nombre con las siguientes variables para evitar errores:
Carlos Mimenza Novelo, Carlos Antonio Mimenza Novelo, Antonio Miemenza Novelo, Carlos Mimensa Novelo, Carlos Mimensa Nobelo, Antonio Miemsa Nobelo; y en todos los casos, la plataforma arrojó el siguiente mensaje: ‘no se encontraron resultados’.

El resultado arrojado en todas la combiancines antes mencionadas

Pero más aún, para mostrar la eficacia de esta plataforma de la SEP, la cual arroja el número de cédula y, atención, todos los nombres del profesionista que se consulta, a pesar de que se consulte con uno solo de sus apelativos.
Para comprobarlo pueden teclear a uno de sus grandes amigos de Carlos Mimenza, el ex gobernador Félix González Canto, no todos saben su segundo nombre, pero el sistema lo da a conocoer.



Y para verificar la precisión de este sistema, también se consultó a su otro amigazo, Roberto Borge:



¿Quién sabe el segundo nombre del actual gobernador?


Y otro de sus amigos de atrás tiempo, ¿Quién se sabe el nombre de Mauricio Góngora? Pista: No es ‘La Pinky’.


Vamos a un caso ‘extremo’, su nuevo amigo de Carlos Mimenza, Jorge Zabaleta Pellat, quien fue bautizado como ‘príncipe’, con un racimo de nombres y basta poner uno solo para que la plataforma arroje todos:


En resumen, no hay margen de error. Para quienes duden, aquí les dejo los links, tanto de la entrevista con Carmen Aristegui como la base de datos de los profesionistas de México, para que antes de opinar incoherencias, consulten en tiempo real y lo constaten.


Video de Carmen Aristegui entrevistando a Carlos Mimenza, el 1 de Marzo pasado:

http://aristeguinoticias.com/0103/mexico/denuncia-empresario-actos-de-corrupcion-en-quintana-roo-video/

Registro Nacional de Profesionistas:
 
http://www.cedulaprofesional.sep.gob.mx/cedula/presidencia/indexAvanzada.action
Es una pena que este farsante esté engañando a las personas, creándoles falsas expectativa con un ‘show mediático’ con fines ocultos hasta el momento, pero que todo indicaría que desea privilegios para que le otorgen más densidades a sus tierras y poderlas vender muy caras.
La primera alerta fue cuando se atrevió a decir con Carmen Aristegui que Noticaribe es de Chano Toledo, y quienes estamos en inmersos en las noticias o comunicación sabemos que mintió con dolo o por ignorante, pero lo hizo. Y ante este ejemplo, pues simplemento ya no creemos absolutamente nada y hay que poner en duda lo que dice y hace abanderando supuestas causas sociales.
Pero además  dejó entrever sus precario o núlo conocimiento jurídico al no poder encuadrar en un marco jurídico los supuestos delitos que él mismo está denunciando.
Carmen Aristegui terminó exhibiéndolo. A raíz de esa entrevista fue cuando salió la versión de que no es abogado y anticipamos que lo demostraríamos y aquí está la prueba, al menos que Carlos Mimenza tenga razón y la SEP sea la metirosa.

'Coyote'

De acuerdo con la publicación Amiigo’s (www.amii.com.mx) edición de Febrero de 2016, la cual se puede encontrar en el archivo ISSUU, que es una hemeroteca virtual en donde están las publicaciones de periódicos y revistas, en sus presentaciones físicas, pero en Internet.


En esta publicación, Carlos Mimenza ofrece ‘asesoría’ para cambiar densidades, lo cual es una pista muy fuerte que lo encamina hacia el tráfico de influencias, es decir, sería corrupción del más alto nivel, esa que tanto critica.
Un ejemplo de la densidad de tierras:
Una persona tiene una hectárea, pero la densidad de la zona únicamente le permite construir en el 10% de su propiedad. Ese predio tiene un valor (ficticio, es un ejemplo) de 1 millón de dólares porque está frente al mar. Un desarrollador le dice que no le sirve para hacer un hotel, pero, si pudiera construir 30 cuartos en 4 niveles, entonces le daría por su predio 10 millones de dólares, es decir, 10 veces más, sólo por tener la densidad.
Como estos parámetros están definidos en los PDU, lineamientos de Desarrollo Urbano y otros reglamentos y leyes, es muy difícil que le permitan sobredensificarlo, excepto, atención, que alguien se lleve de picada de ombligo o haga negocios con el gobernador en turno. Es cuando el interesado en vender el terreno llega con un ‘coyote’ o ‘gestor’ que tiene las influencias con el político para que de un plumazo cambie las densidades. Si lo logra, el predio ya vale 10 millones de dólares, dinero suficiente para repartir entre algunos, cuando menos, el dueño que iba a recibir 1 millón ahora podrá tener 4 ó 5, y el resto es para los demás, incluido el ‘coyote’ que usó sus influencias para cambiar una norma establecida en la legalidad. He ahí el tráfico de influencias; pero el negocio no termina ahí, pues falta la autorización de la licencia de construcción, es decir, que Desarrollo Urbano acepte el proyecto con 30 cuartos, lo cual significa otro soborno similar al anterior, en el cual el ‘coyote’ vuelve a ganar varios millones de dólares por esa autorización, de los cuales, las arcas de gobierno registran sólo una mínima parte, porque ese ‘favor’ por autorizar la edificación, lo cual significa expedir la licencia de construcción se paga por ‘abajo dela mesa’.

Damos asesoría de cambio de densidades

¿Por qué miente Carlos Mimenza? Para empezar no es el licenciado o abagado que dice ser, y si miente y ofrece 'asesoramiento' para torcer la ley, pues quizá Roberto Borge y Mauricio Góngora lo dejaron 'bailando' con un negocio multimillonario que no pudo cerrar al camboar el gobierno y posiblemente este movimiento que hace es para que el gobernador Carlos Joaquín le de densidades y licencias de construcción con un plumazo. Si bien esto es una hipótesis, lo cierto es que es un farsante que se hace pasar por profesionista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More