Cristina Torres pretende autorizar a CALICA la devastación de unas 1000 hectáreas, lo que sería uno de los ecocidios más grandes de la historia del estado, y lo quería hacer en sigilo

martes, 4 de abril de 2017



Playa del Carmen, Q. Roo, Mx a 4 de Abril de 2017.- Cristina Torres pretendía realizar en completo sigilo uno de los ecocidios más grandes de la historia del estado, autorizando a espaldas de la sociedad, la explotación de material pétreo a CALICA en un área de aproximadamente 1000 hectáreas.
Laura Beristain
Ante esta pretención, la diputada local de su propia coalición, Laura Beristain, elaboró un acuerdo de pronta resolución para que el Congreso de Q. Roo exhorte al ayuntamiento de Solidaridad y no autorice a CALICA realizar trabajos de minería (explotación de material pétreo) en las áreas protegidas. 

Lo que Cristina Torres pretende hacer es modificar el POEL (Programa de Ordenamiento Ecológico Local) para derogar áreas de conservación, como los predios denominados 'La Adelita' y 'El Corchalito', y permitir de esta manera que CALICA devaste.
Esta acción quería realizarla en sigilo para que pasara desapercibida, pero este martes fue exhibida por varios diputados locales.

Comparado con Tajamar

Un ejemplo: la sociedad se molestó por el caso Tajamar, que son menos de 90 hectáreas. Cristina Torres pretende autorizar la devastación de 1000 hectáreas, que son áreas de conservación para especies como el jaguar.
Sobrevolando CALICA

Cristina Torres solo busca llenarse los bolsillos


Al respecto, el diputado local del Verde Ecologista, Carlos Toledo Medina condenó esta pretención de Cristina Torres, a quien calificó como un presidente municipal irresponsable y sin el más mínimo cariño por Solidaridad, pues con esta acción que es totalmente a espaldas de los ciudadanos, únicamente demuestra que quiere llenarse los bolsillos beneficiendo a CALICA.
Carlos Toledo
Carlos Toledo mencionó que de autorizarse esta modificación al POEL se permitirán devastar alrededor de 1000 hectáreas para extraer material pétreo por encima y debajo del manto freático, lo que constituye la irremediable destrucción de especies protegidas como el jaguar, así como la diversidad de la flora y otro tipo de fauna.
Pero además de destruir la flora y fauna, sin duda también se atentaría contra la arqueología, pues en esas zona hay muchos vestigios de la civilización maya, que también serían 'molidos' en las trituradoras para luego venderlos como material pétreo.

A continuación las 18 hojas que conforman el exhorto legislativo que comprueba la intención de Cristina Torres de favorecer a CALICA, derogando áreas protegidas para ser devastadas:















0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More